Videos

29 jun. 2015

Relación entre padres e hijos adolescentes


  
  • Una buena relación entre padres e hijos consiste en respeto, comprensión, confianza y preocupación.
  • Podemos construir una buena relación con nuestros hijos adolescentes pasando más tiempo juntos, cumpliendo promesas, bromeando y valorando sus esfuerzos y puntos fuertes.
  • Los adolescentes que tienen una buena relación con sus padres tienen menos probabilidades de correr riesgos. 
Criar hijos adolescentes conlleva satisfacciones y desafíos. A medida que nuestros hijos crecen, adquieren una gran independencia. Eso es una parte normal y natural del crecimiento. Pero aunque esta independencia aumente, debemos mantener nuestra relación con ellos tan íntima como cuando eran pequeños. Todavía necesitan que los amemos, que los orientemos y que nos divirtamos con ellos. Además, podemos sentir mucha satisfacción y felicidad a través de nuestra relación con ellos.

A continuación, presentamos algunas preguntas y respuestas sobre cómo la relación entre padres e hijos puede ayudar a mantener a los adolescentes sanos y seguros, y sobre qué podemos hacer para construir una buena relación con nuestros hijos.

¿De qué manera tener una buena relación conmigo puede beneficiar la salud y el desarrollo de mis hijos adolescentes?
Existen muchas razones por las cuales una buena relación entre padres e hijos es importante para mantener a los niños sanos y seguros. Las investigaciones muestran que cuando tenemos una relación íntima con los adolescentes, existen menos probabilidades de que ocurra lo siguiente:
  • Meterse en problemas en la escuela.
  • Meterse en problemas por cuestiones como sexo, drogas, alcohol y tabaco.
Si mantienen una relación sólida con nosotros, los adolescentes tienden a aceptar nuestra supervisión, adoptar nuestros valores e ideales y seguir nuestras reglas, incluso cuando no estamos presentes.

¿Cuáles son las cualidades de una buena relación entre padres e hijos?
Los expertos coinciden en que las siguientes cualidades son las más importantes de una buena relación:
  • Respeto mutuo
  • Comprensión de los sentimientos del otro 
  • Ser capaces de sentir confianza en el otro
  • Sentir preocupación por el bienestar del otro
  • Conocimiento del otro: lo que le gusta, lo que desea, lo que le agrada y lo que le desagrada
En una buena relación, los adolescentes muestran respeto, tienen en cuenta nuestros sentimientos, confían en nosotros, se preocupan por nosotros y se interesan por nuestra vida. Por supuesto, todas las relaciones deben ser recíprocas. Por lo tanto, en una buena relación entre padres e hijos, también debemos mostrar respeto por los adolescentes, tener en cuenta sus sentimientos, confiar en ellos, preocuparnos por su bienestar e interesarnos en su vida. 

Ref. Web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.