Videos

5 ene. 2016

Vivimos en la era del parecer


Muchos en algún momento de nuestras vida quisimos cambiar algo de nuestro cuerpo según el sexo: ser más alto/a, más bajo/a, más corpulento, con más redondeces; tener una boca, o nariz u ojos diferentes, etc. 

En el campo de la personalidad: ser más populares, más sociables, intrépidos, más seguros, exitosos, etc, Mientras estos deseos de ser diferentes, de cambio de algún aspecto no provoca auto rechazo, sufrimiento o dependa de ellos el bienestar emocional no es grave; pero síntomas como la anorexia, bulimia, compras compulsivas, dependencia de la moda, al cirujano estético, al botox, etc nos lleva a pensar en que el parecer se volvió más importante que el ser, al extremo de estar dispuestos a correr riesgos vitales por lograr la tan anhelada apariencia que supuestamente nos asegure la felicidad, los éxitos personales, profesionales, etc. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.