Videos

20 oct. 2015

Los padres somos los responsables de que nuestro hijo aprenda a “amar” y a “ser amado”




Un hijo aprende a “amar” y ser “amado”, en el hogar.  Influye en este aprendizaje, las manifestaciones de amor entre esposos, las demostraciones de amor que los padres tengamos con él y la forma como expresamos amor a los demás.  La vivencia del amor en la familia, será el ejemplo a seguir para nuestro hijo y  moldeará la manera como él se relacione con él mismo, con sus amistades y con su futuro cónyuge.  Además, el amor será la base para forjar futuros valores educativos como la bondad, el desinterés, el espíritu de sacrificio y la constancia.[i]

Somos responsables de enseñarle a nuestro hijo que se ama a la persona por lo que es y no por lo que tiene o logra.  Es a través del amor de sus padres que él descubre lo valioso que es, a pesar de sus defectos y errores.  Por lo tanto, el amor que le brindemos será la base sobre la que construirá su autoestima y su amor propio.

Las expresiones de amor entre esposos serán el ejemplo a seguir en sus relaciones sentimentales.  Cómo “se aman” papá y mamá, constituye la medida que esperará recibir y buscará dar amor a su futuro/a esposo/a.  Somos responsables de que a través de nuestros actos logremos reflejar la incondicionalidad, el espíritu de servicio, la donación y la alegría que encierra el amor entre esposos.  De nosotros deberán aprender que “amar a alguien” no depende solo de un sentimiento efímero y epidérmico, sino que es un acto voluntario de la persona que decide amar, y que es esa voluntad la base del “compromiso” que se asume al momento de casarse y será el ancla a la que se aferre cuando lleguen momentos de turbulencia.

En el amor a los demás se refleja la entrega desinteresada que uno hace de uno mismo en favor del otro.  Los padres somos responsables de mostrar a nuestro hijo cómo se ama a los demás, este ejemplo es la base sobre la que se forjan valores como la solidaridad, la generosidad, la reverencia, entre otras. 

[1] “Hijos, tutores y padres”, José Manuel Cervera y José Antonio Alcázar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.